Campaña de Prevención contra Intoxicación por Monóxido de Carbono

Olver Pedro Legal
NOAJujuy

Artículo 1°.- Programa. Instruméntese la "Campaña de Prevención contra la intoxicación por monóxido de carbono", cuyo objeto es difundir la problemática, las maneras de impedirla, y abordar sus causas.

Artículo 2°.- Participación. Todos los poderes del Estado, a través de las reparticiones que expresamente se faculten a tal fin, participarán de manera coordinada en la Campaña Provincial, habilitándose la posibilidad de sumar a la misma a organizaciones del tercer sector, municipios y comisiones municipales de esta Provincia, y al propio Estado Nacional en lo que así corresponda y mediando los arreglos institucionales pertinentes.

Artículo 3°.- Ejecución. La campaña se realizará todos los años, en fecha y período a determinar en la reglamentación, e incluirá, entre otros, los siguientes aspectos: a) Relevamiento de estadísticas de morbilidad y mortalidad por inhalación de monóxido de carbono. b) Análisis de causas y determinación de intervenciones preventivas y correctivas. c) Elaboración de mapas de riesgo, determinación de áreas críticas y trabajos en terreno tendientes a ejecutar las intervenciones a las que se refiere el inciso precedente d) Organización de equipos de trabajo, que incluyan además de la fuerza provincial utilizada, a los municipios que adhieran a la campaña, al tercer sector, asociaciones y cámaras empresariales involucradas y a voluntarios. La organización incluirá también la capacitación para la prevención y el abordaje de casos intoxicación u otros supuestos derivados, y la adaptación de servicios directamente involucrados en la problemática a la tarea preventiva y al manejo de casos. e) Elaboración y difusión de comunicaciones institucionales que complementen la acción preventiva y correctiva, enfatizando la inclusión de consejos o recomendaciones útiles y de fácil acceso, y la referencia a los contactos, direcciones físicas o virtuales y teléfonos para consultas o urgencias. f) Trabajo focalizado en instalaciones y edificios públicos o de utilización para la provisión de bienes públicos, sean estos brindados por el Estado o concesionados, como así también en establecimientos destinados al uso del público con fines recreativos y turísticos. g) Elaboración y distribución de material informativo para ser distribuido en ámbitos de acceso público, como así también en establecimientos comerciales, industriales o de servicios, involucrados en alguna fase relacionada con la posible pérdida de monóxido de carbono por algún ducto o artefacto, susceptible de provocar muerte o lesión. h) Realización de actividades especiales de sensibilización en el ámbito educativo, de todos los niveles, incluido el superior. i) Mecanismos de evaluación anual de los resultados obtenidos en la camp realizada.

Artículo 4°.- Coordinación. Las campañas serán coordinadas por el Poder Ejecutivo, mediante las estructuras especialmente designadas a tal efecto. Se priorizará la tarea de relevamiento preventivo, la determinación -a la mayor brevedad posiblede zonas de mayor vulnerabilidad, y la generación de conciencia sanitaria y ambiental en los sectores involucrados, procurando que por medios eficaces y eficientes se reemplacen elementos hoy utilizados, por artefactos no generadores de monóxido de carbono.

Artículo 5°.- Instalación de equipos. Será obligatoria, en edificios de acceso al público y de acuerdo a la gradualidad, cronograma, características de equipos, mecanismos de control y demás cuestiones que determine la reglamentación, la incorporación de sensores para la medición de monóxido de carbono como medida de seguridad esencial. Se priorizará su instalación en centros educativos, de salud, hoteles, hosterías, cabañas y otros servicios de carácter asistencial, solidario o recreativo que incluyan o contemplen la posibilidad de alojamiento.

Artículo 6°.- Adhesión. Invitase a municipios a adherir a los términos de la presente Ley.

Artículo 7°.- Comuníquese al Poder Ejecutivo

Fundamentos

El monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro e insípido, que al ser inhalado en niveles altos puede producir la muerte en pocos minutos. Aún una exposición leve puede generar daños irreparables. El gas se produce cuando se queman materiales combustibles como gas, gasolina, querosén, carbón, petróleo o madera. A su vez, las chimeneas, las calderas, los calentadores de agua y los aparatos domésticos que queman combustible, como las estufas u hornillas de la cocina o los calentadores a querosén, también pueden producir monóxido de carbono si no están funcionando bien. Por otra parte, los vehículos detenidos con el motor encendido también despiden dicho gas.

Lamentablemente, los síntomas por intoxicación por monóxido de carbono son similares a los de otras enfermedades (cefalea, vómitos, náuseas, vértigo, astenia, pérdida de conciencia) por lo que se producen diagnósticos diferentes, reportándose la mayoría de los casos como intoxicaciones alimentarias. Incluso, si la intoxicación se produce al dormir los síntomas pueden no llegar a ser percibidos, por lo que la intoxicación por monóxido de carbono se ganó el apelativo de "asesino silencioso". Cada año, en la época invernal, la mala instalación y control de sistemas de calefacción y el uso de artefactos precarios o no destinados a calentar ambientes producen lesiones y hasta la muerte por intoxicación por monóxido de carbono, lo que podría ser evitable. La ONG, Red Solidaria, estimó que el monóxido de carbono causa más muertes que la gripe.

Por otra parte la Organización Mundial de la Salud (OMS), calculó que en el mundo 3000 millones de personas cocinan y calientan sus hogares con fuegos abiertos y cocinas en los que queman biomasa (madera, excrementos de animales o residuos agrícolas) y carbón lo que causa más de 4 millones de defunciones por año, por enfermedades atribuibles a la contaminación del aire de los hogares, la mayor parte de ellas entre niños menores de 5 años debido a infecciones respiratorias.

A pesar de los esfuerzos que realiza la Provincia para difundir acciones de prevención para evitar la intoxicación por monóxido de carbono, creemos necesario darle un marco institucional adecuado mediante una Campaña Provincial que abarque no solo iniciativas de índole preventiva sino que tenga como objeto un fin integral que prevea un relevamiento de estadísticas de mortalidad y morbilidad, análisis de causas, elaboración de mapa de riesgos, capacitación del tercer sector, mecanismos de evaluación anual entre otros. Por otra parte, establecemos la obligatoriedad de la instalación de sensores de monóxido de carbono priorizando su instalación. 

Destacamos que no se trata de detectores de humo ya que éstos no detectan las emanaciones de monóxido de carbono sino que activan su alarma al percibir humo y calor. Los detectores que proponemos perciben la propagación del gas lo que proporcionará una clara herramienta para prevenir accidentes.

Por todo lo expuesto, solicito a mis pares el voto positivo del presente Proyecto de Ley.