Garantizando el acceso al agua sana y gratuita en bares, restaurantes y distintos lugares públicos de la provincia.

Martin Berhongaray
CENTROLa Pampa

Artículo 1°.- Todos los establecimientos gastronómicos de expendio de comidas y bebidas, tales como restaurantes, cafés con servicio de mesa y mostrador, bares, pizzerías, lomiterías, parrillas, siendo la presente enumeración de carácter enunciativo, deberán contar con los elementos necesarios para poner a disposición de sus clientes agua potable para el consumo personal de forma gratuita, sin límite de consumo y sin que medie solicitud alguna.

Artículo 2°.- Los establecimientos referidos en el artículo 1° deberán colocar, como mínimo, una (1) jarra o envase similar provista con agua potable por mesa.

Artículo 3°.- El comercio que incumpla lo establecido en la presente ley, será pasible de las sanciones pecuniarias que determine el decreto reglamentario que al efecto se dicte.

Artículo 4°.- Comuníquese al Poder Ejecutivo

Fundamentos

El presente proyecto de ley persigue como objetivo facilitar el acceso al agua potable de parte de los clientes de aquellos establecimientos comerciales vinculados al rubro de la gastronomía.  Cabe recordar que Naciones Unidas, a través de la Resolución 64/292, dispuso que el acceso al agua potable consituye un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida.

Por otra parte, en noviembre de 2002 el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU adoptó su Observación General Nº 15 sobre el derecho al agua, prescribiendo que “El derecho humano al agua es el derecho de todos a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal y doméstico”. Corresponde mencionar que desde el año 2013 la Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario viene impulsando, en conjunto con la Defensoría del Pueblo, la campaña denominada "Derecho de Jarras" con el fin de que se garantice el acceso al agua sana, pública y gratuita en bares, restaurantes y distintos lugares públicos de la provincia de Santa Fe.

Aceptado universalmente que se trata de un derecho humano fundamental, no corresponde pagar por él sino que su ejercicio no debe encontrarse sujeto a contraprestación económica alguna. Así pues el objetivo perseguido consiste, en pocas palabras, en asegurar el acceso del fluido a toda persona que así lo desee a partir de la colocación de recipientes aptos para su suministro. Va de suyo que el cliente podrá comprar la botella de agua si así lo desea, pero la “Jarra” constituye una opción para proveerlo de agua de calidad. Así las cosas, la prerrogativa invocada representa una de las concretizaciones del derecho humano al agua en espacios por fuera del hogar. La finalidad del presente proyecto reside en generar una sencilla reglamentación que asegure la operatividad del derecho señalado.

Es decir, que con el sólo hecho de que cualquier habitante de la Provincia se siente en un bar o restaurante, los responsables del lugar deban automáticamente poner sobre dicha mesa una jarra de agua pública, gratuita y segura. Entendemos que la medida propuesta no afecta en modo alguno la sostenibilidad económica de los emprendimientos gastronómicos. Íntimamente relacionada con una cuestión de hábito, a modo de ejemplo cultural y económico cabe recordar las implicancias de la modificación de actitud urbana respecto a la prohibición de fumar en espacios de servicios gastronómicos. Una de los argumentos que se mencionaban en contra de su implementación residía en que traería aparejadas pérdidas económicas a los bares y restaurantes porque se produciría una merma con la clientela fumadora.

Eso nunca ocurrió. De hecho, a nivel nacional se pueden encontrar reglamentaciones destinadas a la concreción del objetivo planteado, tal la Ley N° 14.050 de la Provincia de Buenos Aires, la Ley N° 3.064 de la Provincia de Neuquén, Ley N° 4.407 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las Ordenanzas N° 12.552 de la Ciudad de Córdoba y N° 9.465 de la Ciudad de Rosario. Resulta imperativo un ejercicio pleno y efectivo del acceso al agua potable y pública en los establecimientos gastronómicos de la provincia. La aplicación de la medida propuesta acarreará un gran impacto toda vez que implicará una proyección como provincia en defensa de la calidad de vida y salud de nuestra población, independientemente del análisis económico vinculado a la comercialización del bien. Por las consideraciones expuestas, y aquellas que se formularán en oportunidad de su debate parlamentario, solicito a las Señoras y Señores Diputados el voto favorable de la presente iniciativa.