Ley de Estabilidad para Docentes Privados

Nery Nelva Carlomagno
CUYOSan Luis

Artículo 1. Modificase el artículo 20 de la Ley Provincial N° II-0036- 2004 (5549) de “Educación Pública de Gestión Privada”, el cual quedará redactado de la siguiente manera: “Artículo 20.- Los Institutos Educativos de Gestión Privada tendrán la libre designación y promoción del personal docente, directivo y de maestranza. El personal docente, directivo y no docente de los Institutos Educativos de Gestión Privada (IEGP) deberán aceptar y respetar el Proyecto Educativo Institucional (PEI), constituyendo falta grave, causal de despido, la inobservancia del mismo. En los casos de remoción o despido del personal escolar sin la elaboración del sumario previo en el que se pruebe la existencia de las causas suficientes para dicho accionar, el despido o remoción se lo considerará sin justa causa. En estos casos, el Jefe del Programa de Enseñanza Privada y/o Ministerio de Educación dispondrá la reincorporación del mismo o, por el contrario, se incorporará el antecedente en el registro de la institución. Asimismo, deberá exigir los comprobantes del pago de la indemnización pertinente para poder autorizar cualquier otra designación en ese establecimiento. En caso de ocurrir dos o más despidos sin justa causa, se dispondrá la quita del aporte estatal para el cargo que ocupaba el docente despedido en última instancia. La entidad propietaria podrá pedir nuevamente el reintegro del aporte estatal del cargo, objeto de la sanción, pasados los 5 años. 5 Se garantizará la estabilidad en el cargo siempre que su desempeño sea satisfactorio, de conformidad con la normativa vigente.-”

Artículo 2. Incorpórese al texto ordenado de la Ley Provincial N° II-0036- 2004 (5549) de “Educación Pública de Gestión Privada”, de modo consecutivo al artículo 20 de la misma, modificado por el artículo 1 de la presente Ley, el artículo 20 bis que dispone lo siguiente: “Artículo 20 bis.- Las designaciones del personal escolar serán comunicadas al Jefe del Programa de Enseñanza Privada y/o Ministerio de Educación para su intervención y a efectos de que se determine si el personal designado reúne los requisitos que al efecto se fijen en la reglamentación de la presente Ley y otras normas del orden provincial o nacional. Las suplencias también deberán ser comunicadas a los mismos organismos y se deberá consignar el personal escolar al cual se supla, el tiempo que dure dicha suplencia y quién será el encargado de suplirla.”

Artículo 3. Regístrese, comuníquese al Poder Ejecutivo y archívese.

Fundamentos

El presente Proyecto de Ley tiene como objeto central garantizar la estabilidad laboral que la Constitución Provincial y la Ley de Educación Nacional reconocen a los trabajadores educativos que desarrollan sus actividades en Establecimientos Educativos de Gestión Privada. El actual artículo 20 de la Ley de Educación Pública de Gestión Privada dispone lo siguiente: “Los Institutos Educativos de Gestión Privada (IEGP) tendrán la libre designación y promoción del personal docente, directivo y maestranza.

El personal docente y no docente de los Institutos Educativos de Gestión Privada (IEGP) deberán aceptar y respetar el ideario y reglamento interno de la Institución, constituyendo falta grave, causal de despido, la inobservancia de los mismos, las designaciones serán comunicadas al Ministerio del Progreso para su intervención y a efectos de que determine si el personal designado reúne los requisitos que al efecto se fijen en la reglamentación de la presente Ley y otras normas del orden provincial o nacional.” De la lectura del artículo antes citado se percibe la flexibilidad con que estos Institutos pueden despedir al personal docente, directivo y maestranza, puesto que el sólo hecho de no coincidir con sus principales ideas los habilita a removerlos de sus cargos, afectando gravemente su estabilidad laboral. Es necesario hacer una distinción respecto a los trabajadores educativos que se desenvuelven en el ámbito de la educación pública de gestión estatal y aquellos que se desenvuelven en el ámbito de la educación pública de gestión privada. 2 El personal docente que pertenece a la educación pública de gestión estatal está alcanzado por las normas que constituyen el Estatuto Docente de la Provincia, Ley Provincial Nº XV-0387- 2004 (5648).

De acuerdo con su artículo 2°, se entiende por docente a “toda aquella persona que imparta, dirija, supervise u orienten la educación general, como también a quién colabore de manera directa en tales funciones.” Se les garantiza la estabilidad en el cargo, con la categoría, jerarquía y ubicación mientras dure su buena conducta y conserve las condiciones ético-profesionales, la eficiencia docente y la capacidad física necesaria para el desempeño de las funciones que tiene asignadas. [1] Además, establece que los docentes sólo podrán ser removidos de sus cargos por resolución de la autoridad competente, mediante sumario previo que determine los fundamentos de tal decisión/sanción. Prevé también la posibilidad de recurrir la resolución de remoción por ante la justicia ordinaria mediante acción de amparo, en la que se podrá reclamar los haberes no percibidos durante todo el proceso y solicitar el reintegro en el cargo correspondiente. [2] Este conjunto de garantías que el Estatuto Docente de la Provincia reconoce a los docentes viene a poner en vigencia lo dispuesto en el artículo 74 de la Constitución Provincial el cual, entre otras garantías, asegura su estabilidad en el cargo. [3] Distinta es la situación del personal docente que se desenvuelve en el ámbito de la educación pública de gestión privada. Estos no son alcanzados por el Estatuto Docente de la Provincia, sino por la Ley de Educación Pública de Gestión Privada, siendo su relación laboral regulada por la Ley 20.744 de Contrato de Trabajo y sus normas complementarias y modificatorias.

Ante esta realidad, la estabilidad laboral que se le reconoce a los docentes privados no es la misma que la de los docentes estatales. Esta diferencia queda demostrada si se tiene en cuenta que los docentes privados pueden ser removidos sin expresión de causa que justifique su despido y en el momento que los dueños de los establecimientos lo determinen. Por el contrario, un docente estatal tendrá derecho a la estabilidad en el cargo mientras dure su buena conducta y conserve las condiciones ético-profesionales, la eficiencia docente y la capacidad física necesaria para el desempeño de las funciones que tiene asignadas. [4] 3 En el año 2006 se sancionó la Ley 26.206 de Educación Nacional que significó un profundo cambio en el sistema educativo de todo el País.

En ella se establecen las bases y principios que el Estado Federal y las Provincias deber respetar en su responsabilidad concurrente y concertada de asegurar a los habitantes de la Nación el derecho de enseñar y aprender consagrado en la Constitución Nacional. [5] Al desarrollar el articulado referido a la educación de gestión privada, reconoce el derecho de las instituciones privadas de “nombrar y promover a su personal directivo, docente, administrativo y auxiliar” [6] y la obligación de “cumplir con la normativa y los lineamientos de la política educativa nacional y jurisdiccional”. [7] Por otra parte, al referirse a los derechos y obligaciones de los docentes su artículo 67 dispone que “Los/as docentes de todo el sistema educativo tendrán los siguientes derechos y obligaciones, sin perjuicio de los que establezcan las negociaciones colectivas y la legislación laboral general y específica: […] f) Al mantenimiento de su estabilidad en el cargo en tanto su desempeño sea satisfactorio de conformidad con la normativa vigente.” Para asegurar la vigencia de nuestra Constitución Provincial y los principios establecidos por la Ley de Educación Nacional, es necesario mejorar la estabilidad laboral de los educadores y superar esta situación de desigualdad, permitiendo que los docentes que han elegido servir a la sociedad desde un establecimiento privado puedan hacerlo gozando de los mismos derechos que los que se desenvuelven en establecimientos estatales.

Por todo lo antes expuesto;