Modificación de la Ley 25.865 – Exención del pago de ingresos brutos a los monotributistas sociales

Alejandro Cacace
CUYOSan Luis

ARTÍCULO 1°.- Eximir a los contribuyentes pertenecientes a la categoría Monotributo Social – categoría tributaria permanente creada por Ley 25.865 y reglamentada mediante el decreto Nº 806/04- del pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos.

ARTÍCULO 2°.- En consecuencia, modificar el CAPÍTULO CUARTO de la Sección DE LOS INGRESOS BRUTOS del Código Tributario de la Provincia de San Luis (Ley Provincial N° VI-0490-2005), agregando a este acápite el Artículo 204 bis, el cual quedará redactado de la siguiente manera: Están exentos del pago de este gravamen:  los contribuyentes pertenecientes a la categoría Monotributo Social  del pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos

ARTÍCULO 3°.-  Regístrese, comuníquese al Poder Ejecutivo y archívese.

Fundamentos

En el contexto de la situación económica de nuestro país, donde la economía no creció en los últimos 5 años y tampoco se crearon empleos formales, nos encontramos con un índice de desocupación de alrededor del 9%. El problema es aún peor considerando que mucha gente trabaja, pero lo hace en negro, de manera informal. De hecho, 1 de cada 3 personas que trabajan lo hacen en negro, indicador que es mucho mayor en el norte del país. En este marco, dentro de las medidas destinadas a facilitar y favorecer la formalidad laboral, tenemos como herramienta el Monotributo Social,  un régimen impositivo optativo que promueve la incorporación a la economía formal de pequeños emprendedores en situación de vulnerabilidad socioeconómica.

Con el Monotributo Social, los emprendedores se inscriben como contribuyentes y adquieren de esa forma la posibilidad de emitir facturas, acceder a la cobertura de las obras sociales del sistema nacional de salud, e ingresar al sistema previsional. También pueden ser proveedores del Estado. Según la reglamentación, pueden acceder al Monotributo Social los pequeños contribuyentes, personas físicas y los "Proyectos Productivos o de Servicios" integrados con hasta tres personas físicas, reconocidos por el Ministerio de Desarrollo Social.

El Monotributo Social tiene por objeto, entonces, promover la economía social, fomentando las actividades productivas, comerciales y de servicios de los sectores vulnerables, creando un puente, así, hacia la economía formal para este sector de la población. Teniendo en cuenta la finalidad de este régimen tributario, varias provincias, como Buenos Aires (Ley 13.136 -ALAS-), Córdoba y Mendoza, entre otras, han eximido a los Monotributistas Sociales del pago de los Ingresos Brutos.

En ese sentido, nuestra provincia debería hacer punta, ya que desde hace tiempo que ha enarbolado la bandera de la inclusión social, y la imposición sobre sectores vulnerables de la población, que, gracias al Monotributo Social se han incorporado a la economía formal, tiende a excluir y expulsar a estos contribuyentes nuevamente hacia la informalidad, exacerbando uno de los flagelos que tiene nuestro país a la hora de hablar de empleo y de inclusión.

Las consecuencias de expulsar gente hacia la economía informal, genera aún un mayor impacto en la economía, por la presión tributaria que se ejerce sobre los asalariados del sector formal, disminuyendo el salario real de los trabajadores.

En este contexto, creemos de carácter esencial que nuestra provincia se una a los demás sectores del país que han eximido al Monotributo Social del pago de Ingresos Brutos, reconociendo así la misma como una herramienta fundamental en la promoción de la economía social, el fomento de la economía formal y como un elemento de inclusión social.

Por todo ello,