Programa Provincial de Educación Sexual Integral Situada

Patricia Núñez
NOASantiago del Estero

Art.1º-  Créase el Programa Provincial de Educación Sexual Integral en el ámbito del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, con la finalidad de cumplir en los establecimientos educativos con  las disposiciones señaladas en el artículo 8º de la Ley Nacional 26.150: “Cada jurisdicción implementará el programa a través de:

a) La difusión de los objetivos de la presente ley, en los distintos niveles del sistema educativo;

b) El diseño de las propuestas de enseñanza, con secuencias y pautas de abordaje pedagógico, en función de la diversidad sociocultural local y de las necesidades de los grupos etarios;

c) El diseño, producción o selección de los materiales didácticos que se recomiende, utilizar a nivel institucional;

d) El seguimiento, supervisión y evaluación del desarrollo de las actividades obligatorias realizadas;

e) Los programas de capacitación permanente y gratuita de los educadores en el marco de la formación docente continua;

f) La inclusión de los contenidos y didáctica de la educación sexual integral en los programas de formación de educadores.”

Art.2º-  A los efectos de esta ley, entiéndase por Educación Sexual Integral Situada al proceso de construcción permanente, que requiere de un trabajo compartido, integrador de experiencias previas, antecedentes, saberes, como así también, dudas, temores, incertidumbres y debates. La educación sexual integral situada es un concepto que propone hablar de los objetos de estudio poniendo en evidencia el lugar del cual se parte. Hay muchos lugares desde donde mirar la realidad y por lo tanto se hace necesario mostrar cual es la perspectiva desde la donde miramos, por eso el conocimiento siempre será parcial y situado.

Art.3°- Los objetivos del Programa Provincial de Educación Sexual Integral Situada son:

  • Orientar la toma de decisiones en el ámbito del ministerio de educación de la provincia para la definición de la modalidad de la enseñanza de la ESI Situada como asignatura obligatoria en los niveles inicial, primario y secundario y en las distintas modalidades del sistema educativo provincial.
  • Propiciar, en cada institución educativa, intervenciones teniendo en cuenta las particularidades del contexto escolar.
  • Favorecer la participación de las familias y la comunidad en los distintos proyectos escolares que tengan como contenido a la ESI Situada.

Art.4°- El organismo responsable de la aplicación del presente programa será el Ministerio de Cultura, Ciencia y Tecnología a través de la Secretaría de Educación.

Art.5º-  Las acciones que promueva el Programa Provincial de Educación Sexual Integral Situada están destinadas a los educandos del sistema educativo provincial, que asisten a establecimientos públicos de gestión estatal o privada, desde el nivel inicial hasta el nivel secundario.

Art.6º- Hacer llegar esta comunicación al área correspondiente del Ejecutivo Provincial.-

Art.7°- De forma.-

Fundamentos

Abordar la Educación Sexual Integral en la escuela supone un proceso de construcción permanente, que requiere de un trabajo compartido, integrador de experiencias previas, antecedentes, saberes, como así también, dudas, temores, incertidumbres y debates. La educación sexual integral situada tiene su fundamento en el paradigma del conocimiento situado, un concepto que propone hablar de los objetos de estudio poniendo en evidencia el lugar del cual se parte. Hay muchos lugares desde donde mirar la realidad y por lo tanto se hace necesario mostrar cual es la perspectiva desde la cual miramos, por eso el conocimiento siempre será parcial y situado.

 La escuela,  deberá generar espacios de encuentros e intercambio con las familias, con la comunidad educativa en general y con otros actores públicos o privados ligados a la educación y promoción de la salud, construyendo acuerdos contextualizados a las realidades.

La escuela desarrolla su función en el delicado equilibrio entre el respeto por las diferencias y la responsabilidad de igualar oportunidades, trabajando en pos de la  restitución de derechos vulnerados y la promoción del desarrollo integral de niños,  niñas y adolescentes. Más allá de las recurrencias evolutivas, las diferencias de todo tipo (etnia, clase social, ámbito rural o urbano, creencias particulares, etc.) hacen que cada grupo de niños o jóvenes transite su crecimiento y constituya su experiencia de maneras muy diferentes. Admitir esta  pluralidad supone una responsabilidad para los educadores. A la hora de pensar estrategias, estas diferencias deberán ser tenidas en cuenta y, en el marco de los criterios generales que establecen las leyes ya mencionadas, cada institución educativa deberá realizar las contextualizaciones necesarias, en términos de pensar, rediseñar, preguntar y crear intervenciones adecuadas a cada particularidad, trabajando en pos del consenso. Reconocer las diferencias debe tender a consolidar la equidad y no, por el contrario, a naturalizar desigualdades. 

Dentro de un aula de clase se aloja una serie de procesos tanto individuales como sociales los cuales están integrados dentro de otro de mayor envergadura: educación. Al analizar un aula y las dinámicas que allí ocurren, sin lugar a dudas se está frente a un sistema que, como tal, está compuesto por individuos que se influyen entre sí, emergiendo dinámicas que se explican desde el comportamiento colectivo de los individuos. . La complejidad e integridad de la educación de la sexualidad  requiere  necesariamente, por un lado  mirarnos como adultos/as, como docentes y como institución; y por otro acompañar a las niñas, los niños y adolescentes. Esto implica ofrecer otros espacios donde se facilite la circulación de la palabra, propiciando la expresión de interrogantes, emociones, deseos e intereses, construyendo un proceso de revisión de las prácticas educativas.

Transmitir concepciones desde el análisis crítico acerca de las mismas, permite poner en   discusión  ideas previas, mitos, prejuicios y mensajes. Esto significa disponer de un tiempo y generar procesos,  caminos a transitar que serán graduales y sostenidos, que recuperen experiencias, recorridos propios y colectivos de los actores institucionales.

MODALIDAD DE  ENSEÑANZA DEL PROGRAMA DE EDUCACION SEXUAL INTEGRAL SITUADA

A)- Propuesta de enseñanza: asignatura o área.

La ESIS podrá ser llevada a cabo desde una asignatura o área curricular, priorizando la intencionalidad pedagógica de transmitir los saberes propios de un campo de conocimiento con la mediación didáctica que integre las características de la Comunidad Educativa.

Todos los/las estudiantes deben cursarlas, se presenta con una carga horaria semanal regular y tiene, por lo general una extensión anual. Se dirige al grupo clase de un grado/año, organizado en una sección o división que comparten su desarrollo a lo largo del período de cursada.

a.1) Variaciones de las propuesta de enseñanza asignatura o área

El desarrollo curricular podrá presentar variantes de diferente tipo, contemplando las posibilidades y diferentes organizaciones institucionales:

a) Incluyendo estrategias de desarrollo mixtas que alternen regularmente el dictado de clases con talleres de producción y/o profundización; o bien el trabajo en aula (algunos días de la semana) con el trabajo en gabinetes de TICs/ Biblioteca/ laboratorio (en otros días).

b) Alternando el docente que se hace cargo del dictado de la asignatura o área,  cuando en la institución haya más de un profesor con la formación recomendada. Esto supone que un mismo grupo de alumnos curse algunos bloques temáticos de la asignatura o área con un docente y otros con otro, en orden a una previsión institucional definida y en los casos en que esto cobre sentido, en función de los temas, la formación de los profesores o del tipo de trabajo propuesto.

c) La acreditación parcial y progresiva de la asignatura o área, adoptará condiciones según el sujeto de aprendizaje, asegurando la integración e inclusión de diferentes maneras para expresar la comprensión de los conocimientos, por parte de los/las estudiantes. 

Se creara la asignatura o área  Educación Sexual Integral Situada y estará a cargo de un docente que desde las normas y pautas organizativas de la institución, la cultura institucional y el contexto de sus alumnos ira desarrollando el programa provincial. Deberá contar con  formación docente para el nivel de la enseñanza, capacitación específica en los contenidos de la ESIS y actualización cada dos años.

Es importante señalar que una propuesta pedagógica integral situada se resuelve por medio de una planificación que parta del conocimiento del sujeto de aprendizaje en su individualidad y en su contextualidad. La enseñanza escolar de  cualquier contenido precisa de la mediación docente fundamentada  tanto, en el paradigma de la complejidad, como en el de la Educación Inclusiva.  

Un aspecto fundamental a considerar y que atraviesa las modalidades planteadas, es la inclusión  del abordaje de situaciones cotidianas e incidentales que amerita una intervención formativa. Es significativo  darle a lo cotidiano la importancia que se merece sin desestimar las múltiples oportunidades que nos ofrece para responder preguntas, repreguntar, analizar situaciones concretas y ponerlas en discusión. Esto implica recuperar las inquietudes, preocupaciones y vivencias de los alumnos alumnas en el marco de una situación de aprendizaje que escapa a la tradicional.

B)- El rol de la escuela

Algunas cuestiones que la Escuela podría promover desde la asignatura/área  Educación Sexual Integral Situada:

• Generar climas institucionales en los que prime la confianza y la  comunicación necesarias para hacer posible el diálogo entre adultos y niños o  adultos y adolescentes sobre temas relacionados con sus necesidades,  temores y preocupaciones en relación con su crecimiento.

• Brindar conocimientos pertinentes y científicamente validados relacionados con  el crecimiento, desarrollo integral de la identidad y cuidado de la salud personal y colectiva, en forma gradual y adecuada a cada momento evolutivo.

• Respetar el derecho de niños y jóvenes a recibir información precisa y  actualizada.   Generar oportunidades para la interacción entre compañeros, en torno al  aprendizaje de contenidos, como así también, a la resolución de conflictos, al intercambio de experiencias y a la expresión de emociones y sentimientos,  promoviendo la comprensión y el respeto por los derechos propios y ajenos.

• Favorecer la construcción de saberes para la vida que contribuyan a  optimizar la toma responsable de decisiones.

 • Desarrollar estrategias de diálogo con las familias, no sólo en lo referido a la  ESIS sino también en temas vinculados al lugar de los adultos en lo  concerniente al acompañamiento de niños, niñas y adolescentes en su  crecimiento y desarrollo integral.

• Facilitar el análisis y reflexión conjunta a partir de las situaciones cotidianas.

Aspectos que sería conveniente que la Escuela evitara en sus prácticas cotidianas:

• Reproducir o legitimar cualquier forma de discriminación o estigmatización relacionada con el aspecto físico, la personalidad, la identidad sexual y la identidad cultural de las personas.

• Invadir la intimidad con el pretexto de educar.

• Emitir juicios sobre la identidad sexual de las personas, dado que dichas elecciones se inscriben en el ámbito íntimo de cada ser humano, y por lo tanto no corresponde  que la escuela imponga posiciones dogmáticas acerca de la vida sexual de las  personas.

C)- Lineamientos Curriculares del Programa Provincial de Educación Sexual Integral Situada

La Ley Nº 26.150 establece el sentido general del Programa de Educación Sexual Integral. El documento nacional “Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral” aprobado por la Resol Nº45/08 del CFE, acuerda los lineamientos curriculares que servirán de orientación para que, “las diferentes jurisdicciones fundamentarán sus acciones tendientes a dar cumplimiento al artículo 8° de la referida norma. De conformidad a lo que establece el artículo 86 de la Ley de Educación Nacional, los presentes lineamientos deberán ser adecuados por las autoridades jurisdiccionales de acuerdo a sus realidades sociales y culturales, promoviendo, a la vez, la definición de proyectos institucionales que permitan a las instituciones educativas postular sus propios desarrollos curriculares en el marco de los objetivos y pautas comunes definidos por la ley de Educación Nacional. La Ley N° 26.206 establece en su artículo 11° los fines y objetivos de la política educativa nacional. Los lineamientos curriculares nacionales para la ESI responden a aquellos propósitos generales que se relacionan más directamente con la temática: "asegurar condiciones de igualdad, respetando las diferencias entre las personas, sin admitir discriminación de género ni de ningún otro tipo"; "garantizar, en el ámbito educativo, el respeto de los/as niños/as y adolescentes establecidos en la Ley 26.061" ; "brindar conocimientos y promover valores que fortalezcan la formación integral de una sexualidad responsable", "promover en todos los niveles educativos y modalidades la comprensión del concepto de eliminación de todas las formas de discriminación".

La Ley Provincial de Educación Nº 6.876, en su Art. 14 establece los “Fines y Objetivos de la Política Educativa” en general y en consonancia con la Ley de Educación Nacional. Asume todos los aspectos de la educación, inclusive los referidos a la Educación Sexual Integral cuando expresa en su texto lo siguiente: “inc.q. Asegurar una formación armónica, intelectual y corporal que favorezca el desarrollo integral de los alumnos, la asunción de hábitos de vida saludable y de una sexualidad responsable. Inc.z. Promover relaciones de mayor equidad entre varones y mujeres a los fines de evitar el flagelo de la discriminación de género.”

C1- Propósitos del Programa

Ofrecer oportunidades a las familias y a los/las estudiantes para que, dentro de la escuela y bajo la modalidad del dialogo escuela-familia-comunidad, puedan ampliar el horizonte cultural desde el cual cada niño, niña o adolescente desarrolla plenamente su personalidad reconociendo sus derechos y responsabilidades y respetando y reconociendo los derechos y responsabilidades de las otras personas.

Crear un ámbito de aprendizaje formal e integral, organizado y planificado desde las características socioculturales de la comunidad educativa que permita la convivencia plena de todos los actores de la misma, favoreciendo una cultura inclusiva.

Permitir que toda la comunidad educativa aprenda y comprenda que los derechos humanos garantizan la sana convivencia de todos sus miembros, y que el acto de educar no constituye una imposición de saberes sino que es el arte de promover el dialogo entre lo interno y lo externo del sujeto, respetando su origen, cultura e idiosincrasia.

Promover una educación en valores y actitudes relacionados con la solidaridad, el amor, el respeto a la intimidad propia y ajena, el respeto por la vida y la integridad de las personas y con el desarrollo de actitudes responsables ante la sexualidad.

Promover aprendizajes de competencias relacionadas con la prevención de las diversas formas de vulneración de derechos: maltrato infantil, abuso sexual, trata de persona. 

Propiciar aprendizajes basados en el respeto por la diversidad y el rechazo por todas las formas de discriminación.

Desarrollar competencias para la verbalización de sentimientos, necesidades, emociones, problemas y la resolución de conflictos a través del diálogo.

Presentar oportunidades para el conocimiento de saberes mediados y situados respeto de sí mismo/a y de su propio cuerpo, de los cambios y continuidades en el marco de una visión biopsicosocial de la persona.

D)- Orientaciones Curriculares para la elaboración de los programas de enseñanza en cada nivel del sistema

  • Conocimiento y exploración del contexto de la comunidad educativa: se rescata la necesidad de conocer las distintas formas  de organización familiar y sus dinámicas y la valoración y el respeto de los modos de vida diferentes a los propios.
  • Desarrollo de competencias y habilidades psicosociales: en todas las edades se debe enseñar y reforzar la enseñanza de habilidades y competencias para establecer y mantener vínculos sociales que afiancen el respeto, la tolerancia y la aceptación.
  • Conocimiento y cuidados del cuerpo: este aprendizaje será adecuado a cada edad del estudiante y en dialogo abierto con la familia, de manera de encarar juntos aprendizajes amigables.
  • Desarrollo de comportamientos de autoprotección: se debería retomar la reflexión de la persona y sus dimensiones para una valoración de su integridad, de su exterioridad e interioridad que permita entender el concepto de intimidad y valorar el cuidado y respeto de la propia intimidad y la de los otros.
  • Desarrollo Psicosexual Integral y situado: se vuelve sustancial orientar a padres, niños, niñas y adolescentes en el aprendizaje del ciclo evolutivo, brindando la información oportuna en cada etapa en un dialogo abierto con el contexto.
  • El respeto por la diversidad: aprender y comprender que la diversidad es una riqueza humana y expresión natural del ser. Resulta sustancial para la sana convivencia que los niños, niñas y adolescentes en la aceptación de la diversidad.

E)- Pautas para el trabajo institucional escolar

  • Dialogo familia, escuela y comunidad: es necesario que la familia conozca los contenidos planificados en la asignatura o área de enseñanza de la ESIS. Para ellos la escuela destinará espacios y tiempos para trabajar con las familias.
  • El desarrollo curricular de la ESIS se podrá intercalar con la intervención en el aula de organizaciones de la sociedad civil. De esta manera los aprendizajes que la escuela planifique se verán complementados con otros aportes.
  • El/la docente que lleve a cabo la enseñanza de la asignatura/área trabajará desde un enfoque integral o pedagogía de la sexualidad.

F)- Pautas para pensar el trabajo interinstitucional

  • Abordar  la sexualidad requiere pensarla desde el paradigma de la complejidad, no solamente por el modo de implementar el trabajo al interior de la institución educativa, sino también por su vinculación con otros sectores y actores de la sociedad.
  • La Ley Nº 26.150 legitima el trabajo en Educación Sexual Integral dentro de la escuela. Este marco legal  nacional constituye uno de los pilares fundamentales para hacer realidad la ESI en el ámbito educativo respetando lo situado de la experiencia educativa.