Regionalización Materno Perinatal

Maria Alejandra Lordén
CENTROBuenos Aires

Artículo 1º.- Objeto: La presente ley tiene por objeto consolidar la regionalización perinatal y regular las condiciones obstétricas  neonatales esenciales (CONE), que contribuyan a reducir la morbilidad y mortalidad materno neonatal en el sistema  de la Salud en la Provincia de Buenos Aires.-

 

Artículo 2º.- Objetivos: Son objetivos de la presente Ley:

a.- Disminuir la morbimortalidad materno-neonatal a mediante el desarrollo e implementación de  recursos humanos, físicos y económicos indispensables para garantizar la mayor seguridad materno- neonatal desde el embarazo hasta el puerperio;

b.- Asegurar  el acceso universal, oportuno y de calidad a servicios materno-neonatales;

c.- Fortalecer los mecanismos de coordinación, cooperación y ejecución de las instituciones integrantes del sistema de salud en el marco de la regionalización del sistema de atención  materno perinatal;

d.- Diseñar  los lineamientos para el manejo estandarizado y prioritario de las emergencias obstétricas  y traslados neonatales;

e.- Afianzar un sistema de atención prioritaria para pacientes con alto riesgo que se deriven a las Maternidades Nivel III, de acuerdo a lo establecido en el artículo 11° de la presente Ley;

f.- Asegurar el cumplimiento de las condiciones obstétricas y neonatales esenciales (CONE) que promuevan la humanización del parto;

g.- Propiciar la adecuación paulatina de los establecimientos de salud en Maternidades Seguras Centradas en la Familia;

h.- Incorporar la consejería en Salud Sexual y reproductiva.-

 

Artículo 3º.-  Definiciones: A los fines de esta Ley se entiende por:

a) Maternidad segura: a las acciones y condiciones necesarias para un embarazo, y un parto seguro y sano.-

b) Condiciones obstétricas y neonatales esenciales - CONE -: recursos humanos, físicos y económicos que indispensablemente deben estar presentes en todos los centros e instituciones donde nacen los niños y niñas, para garantizar la mayor seguridad en la atención materno-infantil al momento del parto.-

c) Emergencia obstétrica: toda condición repentina o inesperada que constituye peligro inminente para la vida o salud de la gestante,  de la persona por nacer o de ambos,  ya sea antes o después del parto, requiriendo atención inmediata.-

d) Regionalización perinatal: el desarrollo dentro de cierta área geográfica de un sistema de salud materna y perinatal coordinado y cooperativo en el cual, merced a acuerdos entre instituciones y equipos de salud, y sobre la base de las necesidades de la población, se identifica el grado de complejidad que cada institución provee, con el fin de alcanzar los objetivos de atención de calidad para todas las gestantes y recién nacidos, utilización máxima de la tecnología requerida y de personal perinatal adecuadamente capacitado.-

 

Artículo 4º.- Principios. Son principios de esta ley los siguientes:

a) Gratuidad: en el sistema público se asegura la atención gratuita en todas las intervenciones relacionadas con la salud materno neonatal comprendidas en la presente ley.-

b) Accesibilidad: el Sistema garantiza que los servicios materno neonatales sean accesibles geográfica y culturalmente, como así también, oportunos y de calidad.-

c) Equidad: al momento de la prestación de servicios se debe priorizar la atención de adolescentes y mujeres en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.-

d) Respeto a la interculturalidad: los servicios materno neonatales deben prestarse garantizando el respeto a la identidad intercultural, valores y costumbres.-

e) Sostenibilidad: el Estado Provincial debe asignar las partidas presupuestarias necesarias que garanticen la provisión de los servicios, su calidad, y continuidad en el tiempo.-

 

Artículo 5º.- De los servicios. Recursos. Se garantiza la provisión de los recursos humanos, físicos y económicos indispensables para el funcionamiento de estos servicios en todos los centros e instituciones que sean designados en el proceso de regionalización, para garantizar la optimización en la atención. Asimismo, se asegura de forma prioritaria la provisión de los recursos necesarios para el traslado neonatal de alta complejidad.-

Apoyo técnico y asesoramiento: la autoridad de aplicación proporcionará el apoyo técnico y asesoramiento requeridos a los establecimientos para la adecuada prestación de los servicios básicos materno neonatales.-

Referencia - Contrarreferencia: se asegura un sistema de interacción, comunicación y traslado oportuno entre los niveles de atención I  y las Maternidades Nivel II con las  Maternidades Nivel III A y Nivel III B, correspondientes a las XII Regiones Sanitarias de la provincia de Buenos Aires,  que integran la red de Obstetricia y Neonatología para una atención continua de las embarazadas, recién nacidos y puérperas.

 

 

Artículo 6°.- La Autoridad de Aplicación de la presente Ley será determinada por el Poder Ejecutivo.-

 

Artículo 7°.- La Autoridad de Aplicación deberá coordinar sus acciones con las regiones sanitarias y las jurisdicciones municipales.-

 

Artículo 8°.- Funciones. A los fines de garantizar el cumplimiento del objeto de esta Ley, la autoridad de aplicación tiene las siguientes funciones:

a) Promover la creación o adaptación adecuada de Maternidades seguras que acrediten el cumplimiento de la condiciones obstétricas y neonatales esenciales (CONE) en los establecimientos que asisten el embarazo y el parto.-

b) Promover el desarrollo de planes de mejora de la calidad de la atención obstétrica y neonatal.-

c) Promover la detección de embarazadas de riesgo social y sanitario para garantizar su atención y acompañamiento.-

d) Diseñar estrategias de comunicación social respecto de los cuidados de la salud necesarios durante el embarazo, parto y puerperio.-

e) Capacitar al personal de salud en los diferentes niveles en aspectos técnicos y administrativos.-

f) Desarrollar guías de práctica clínica perinatal basadas en evidencia.-

g) Determinar las condiciones necesarias para el tratamiento de las emergencias obstétricas según el protocolo que dicte a los efectos de dar cumplimiento a lo establecido por la presente Ley.-

h) Establecer los mecanismos y frecuencia del monitoreo y evaluación del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la presente ley.-

i) Implementar un sistema de información y relevamiento epidemiológico de acceso público.-

j) Promover la creación y el fortalecimiento de los Comités de Morbi-Mortalidad Materno – Neonatal  en las instituciones de salud comprendidas en la presente ley.-

 

Artículo 9°.- Regionalización del Sistema de Atención Perinatal.

Será deber de la autoridad de aplicación promover la optimización de la estructura y coordinación del sistema a mediante la distribución de los servicios según corredores sanitarios que deberán establecerse de manera bidireccional, teniendo en cuenta los niveles de complejidad vigentes y las modificaciones que surjan en caso de recategorizaciones.-

 

Artículo 10°.- La autoridad de aplicación debe promover el desarrollo de centros y servicios de referencia regionales especializados en la atención de embarazo, parto y puerperio con profesionales y tecnología apropiada y la asignación presupuestaria pertinente.-

 

Artículo 11°.- Niveles de atención.  La atención de las mujeres embarazadas se debe realizar en los establecimientos que correspondan según el nivel de complejidad, de acuerdo a la siguiente categorización:

a). Primer nivel: centros de salud, unidades sanitarias y consultorios que no contemplan servicios de internación ni asisten partos.-

b). Segundo nivel: centros de salud y maternidades con internación de tipo general o especializada que corresponde a una atención de bajo riesgo con un nivel de cuidado básico en el marco de las CONE.-

c). Tercer nivel A/B: hospitales regionales y maternidades con internación de tipo general o especializada que corresponde a una atención de alto riesgo y que deben asegurar un nivel de cuidados especializados en el marco de las CONE y contando con servicio de terapia intensiva.-

 

 Artículo 12°.- Intervenciones. A los fines de dar cumplimiento a las CONE, las instituciones de salud comprendidas en la presente ley deben garantizar el acceso a las siguientes intervenciones:

a. Procedimientos quirúrgicos obstétricos;

b. Procedimientos anestésicos;

c. Transfusión de sangre segura;

d. Tratamientos médicos de patologías asociadas al embarazo;

e. Asistencia neonatal inmediata;

f. Evaluación de riesgo materno y neonatal;

g. Transporte oportuno al nivel de referencia.-

 

Artículo 13°.- Sistema Normatizado. En todos los casos la autoridad de aplicación debe establecer un sistema normatizado de referencia y contrareferencia con definición del esquema de manejo por nivel de atención.-

                                 

Artículo 14°.- Atención obligatoria durante el embarazo. La autoridad de aplicación debe coordinar las acciones de los tres niveles de atención con el fin de garantizar el acceso a las siguientes intervenciones básicas para las mujeres embarazadas:

a) Atención prenatal con la cantidad de controles, vigilancia nutricional y control de factores de riesgo con respeto de la interculturalidad;

b) Manejo y derivación a instituciones de mayor complejidad para el supuesto de ser necesario;

c) Consejería en planificación familiar.-

 

Artículo 15°.- Atención obligatoria durante el parto. La autoridad de aplicación debe coordinar las acciones de los tres niveles de atención con el fin de garantizar el acceso a las siguientes intervenciones:

a) Atención obstétrica de acuerdo a los estándares técnicos establecidos en la reglamentación de la presente ley;

b) Atención de las emergencias obstétricas según el protocolo de atención;

c) Equipo de salud, insumos y medicamentos disponibles para atención del parto, del recién nacido y posparto;

d) Disponibilidad de transporte según necesidad de derivación;

e) Atención adecuada de reanimación del recién nacido (RCP neonatal).-

 

Artículo 16°.- Atención de las emergencias obstétricas. El protocolo de atención de emergencias obstétricas debe contener como mínimo:

a) Los indicadores que definen la capacidad de resolución de la emergencia del establecimiento o la necesidad de su derivación;

b) El centro de referencia y la modalidad de derivación segura;

c) Los cuidados de emergencia indispensables durante el traslado según la emergencia;

d) Los procedimientos estandarizados de manejo de la emergencia según la causa y sobre la base de la evidencia disponible;

e) Atención adecuada de la recepción del recién nacido.-

                                      

Artículo 17°.- Capacitación y Sensibilización de los Equipos de Salud. Características. La capacitación de los recursos humanos para la atención del embarazo, parto y puerperio y del recién nacido debe constituir un proceso sistemático y permanente con evaluaciones y acreditaciones periódicas según lo disponga la reglamentación de la presente Ley.-

 

Artículo 18°.- Sujetos. Son destinatarios de la capacitación, los trabajadores de los establecimientos asistenciales de las siguientes actividades:

a). Anestesistas;

b). Agentes Sanitarios;

c). Enfermeras;

d). Licenciados/as Obstétricas;

e). Licenciados de Kinesiología;

f). Médicos/as Ginecólogos;

g). Médicos/as Obstetras;

h). Médicos Pediatras;

i). Médicos/as Neonatólogos/as;

j). Médicos de Orientación Generalista;

k). Personal de Laboratorio;

l). Responsables de los Servicios Asistenciales;

m). Trabajadores del servicio de Terapia Intensiva;

n). Trabajadores del Servicio de Hemoterapia;

ñ). Trabajadores de los servicios Asistenciales.-

 

Artículo 19°.- Certificación. La autoridad de aplicación a través del organismo competente, debe certificar y supervisar estándares de calidad para la atención de parto, posparto y puerperio en los establecimientos privados.-

                                        

Artículo 20°.- Comités de Morbimortalidad Perinatal. El comité es una instancia de análisis de información para establecer los factores determinantes en torno a cada mortalidad materna  y neonatal que sirve de insumo para formular correctivos.-

 

Artículo 21°.- Objetivos. Son objetivos de los comités de morbi mortalidad materno perinatal  los siguientes:

a. Diseñar y definir una política de análisis de los casos de mortalidad materno perinatal, desde la perspectiva de la organización;

b. Realizar el análisis del caso de muerte materna y/o perinatal producido en el establecimiento desde un marco sistémico y con la participación de todos los miembros del equipo de salud;

c. Identificar la falla que provocó el deceso y el contexto de variables que rodearon al evento;

d. Elaborar el plan de mejoras para disminuir el riesgo de nuevos casos derivados de la falla que se hubiera detectado.-

Artículo 22°.- Reuniones. Los Comités de mortalidad materno perinatal deben reunirse obligatoriamente cada vez que se produce un caso de mortalidad materna /recién nacido,  y con la frecuencia con la que determinen a fin de analizar la evolución e impacto del plan de mejoras que se hubiera diseñado.-

Artículo 23°.- Financiamiento. Los gastos que demande el cumplimiento de la presente ley, se atenderán con las partidas destinadas al presupuesto del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.-

 

Artículo 24°.- Reglamentación. La presente ley será reglamentada en el término de ciento ochenta días (180) días a partir de su publicación en el Boletín Oficial.-

 

Artículo 25°.- Invitase a los Municipios de la Provincia de Buenos Aires a Adherir a la presente Ley.-

Artículo 26°.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.-

 

Fundamentos

Para reducir la mortalidad y morbilidad materna y neonatal es tan importante la buena organización de los sistemas y servicios de salud como la alta competencia técnica de los proveedores.-

Si se pretende que nuestros servicios maternos-perinatales sean efectivos se debe en primer lugar tener una idea clara de los recursos que se necesitan y de la forma en que deben distribuirse, mejorando la organización y provisión de la atención sobre una base regional.-

Muchas veces los servicios se han creado o distribuido en función de otras necesidades y no respondiendo a la realidad sanitaria del área geográfica. Esto ha contribuido a tener plantas físicas sin la adecuada dotación de personal y suministros esenciales para una correcta atención materno-perinatal.  Lo Cual ha redundado en mala calidad de atención y un exceso en el gasto, haciendo necesario abordar el tema de la regionalización de la atención materna perinatal para racionalizar la oferta de recursos según las necesidades de la población y no por otros principios.-

Analicemos brevemente lo que sucede en nuestra Provincia, la misma  no cuenta con sistema centralizado de información respecto de las derivaciones en general, esto se agrava en materia de embarazos de riesgo y recién nacidos.-

En la actualidad si bien existe un centro de derivación correspondientes al  Ministerio de Salud  al  cual los médicos llaman para obtener una derivación, normalmente dificultosa y lenta, pero que de alguna manera actúa  como herramienta  legal ya que el médico y/o la Institución que pretende derivar deja constancia en la Historia Clínica el número de orden de la solicitud de requerimiento de derivación, luego de haber realizado la comunicación telefónica. -

Inmediatamente  lo que sucede es la derivación “por contactos”, es decir llamar a conocidos o referentes y pedir el favor para que acepten la derivación.-

Lejos estamos de un sistema organizado de regionalización. Lo ideal sería que esto fuera un trámite rápido, donde cada nivel de atención sepa cual es su lugar de derivación, bastando sólo la llamada de aviso al lugar  correspondiente, evitando así el difícil agobiante derrotero que debe iniciarse en situación de derivación, máxime  teniendo en cuenta que no todos los pedidos de traslado  necesitan la misma complejidad de recepción.-

En razón insistimos,  que no todas las derivaciones necesitan el mismo grado de complejidad  tampoco es lineal que las mismas  se deban realizar  a idéntico lugar,  por eso es necesario establecer los niveles de complejidad y que los mismos queden definidos en la ley.-

 Otra dificultad a tener en cuenta es el Transporte de alta complejidad,  por lo cual también esta información debe ser tenida en cuenta.-

La posibilidad de legislar en esta materia en nuestra Provincia es prioritaria y necesaria, la   reciente Ley N° 5637 sancionada en CABA en septiembre de 2016 apunta a la regionalización perinatal  y establece los principios básicos para garantizar las condiciones obstétricas y neonatales básicas (CONE), este es el modelo de ley que la provincia de Buenos Aires  podría implementar, obviamente adaptando las funciones de acuerdo a lo que la autoridad de aplicación pueda ofrecer.-

Según la OPS el Sistema de Salud en la Argentina –y, como consecuencia, la atención perinatal– se caracteriza por su segmentación y fragmentación.-

Segmentación: es la “coexistencia de subsistemas con diferentes modos de financiación y de provisión de servicios de salud, especializados cada uno en diferentes segmentos de la población, dependiendo de su empleo, nivel de ingreso, capacidad de pago y estatus social. Este tipo de disposición institucional consolida y profundiza la inequidad en el acceso a la salud entre diferentes grupos poblacionales. En términos organizacionales, la segmentación es la coexistencia de una o más entidades públicas (según el grado de descentralización o de desconcentración), programas de seguridad social (representado por una o más entidades), diferentes  financiadores/aseguradores y proveedores privados”.-

Fragmentación: “se refiere a la coexistencia de distintas unidades de provisión de salud no integradas en una red de salud”. Otras definiciones incluyen: a) servicios que no cubren todo el espectro de promoción, prevención, diagnóstico y tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos; b) servicios de diversos niveles no coordinados; c) servicios que no se sostienen en el tiempo; d) servicios que no cubren las necesidades de la población.-

Las consecuencias de la fragmentación en los servicios de salud, según la OPS son:

En la experiencia de las personas:

Falta de acceso a los servicios o de oportunidad en la atención.

Pérdida de la continuidad de los procesos asistenciales.

Falta de conformidad de los servicios con las necesidades y las expectativas de los usuarios.

En el desempeño general del sistema:

Descoordinación e incomunicación entre los distintos niveles y lugares de atención.

Duplicación de servicios e infraestructura.

Cuidado de la salud provisto en el lugar menos apropiado, particularmente a nivel hospitalario.

Las causas de la fragmentación de los servicios de salud, de acuerdo con la OPS son:

Segmentación institucional del sistema de salud.

Predominio de programas verticales.

Separación extrema de los servicios de salud pública de atención a las personas.

Modelo de atención centrado en la enfermedad, en el cuidado de episodios agudos y en la atención hospitalaria.

Debilidad de la capacidad rectora de la autoridad sanitaria.

Problemas en la cantidad, calidad y distribución de los recursos.

Multiplicidad de instituciones pagadoras y de mecanismos de pagos de servicios.

En la Argentina, la fragmentación y segmentación del sistema de salud ha tenido como consecuencia la construcción caótica e insuficientemente regulada de la atención perinatal pública, particularmente en el conurbano de Buenos Aires.

Con esta ley pretendemos poner en marcha los mecanismos que faciliten reducir las inequidades que determinan un disímil acceso de las mujeres embarazadas a la atención oportuna y de calidad.-

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en oportunidad de expedirse sobre casos vinculados a la salud materna ha dicho: "el deber de los Estados de garantizar el derecho a la integridad física, psíquica y moral de las mujeres en el acceso a servicios de salud materna en condiciones de igualdad, implica la priorización de recursos para atender las necesidades particulares de las mujeres en cuanto al embarazo, parto y periodo posterior al parto, particularmente en la implementación de intervenciones claves que contribuyan a garantizar la salud materna, como la atención de las emergencias obstétricas. Los Estados como mínimo deben garantizar servicios de salud materna que incluyan factores determinantes básicos de la salud".-

El 95% de la mortalidad materna es prevenible si garantizamos las oportunidades de atención de calidad y oportuna en establecimientos que tengan una capacidad resolutiva adecuada.-

Organización, Recursos  y Regionalización son los pilares fundamentales para garantizar la atención perinatal oportuna.-

Por las razones expuestas solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto.-