Sanitaria del Sistema de Agua y Cloacas de la ciudad de Santa Rosa

Patricia Testa
CENTROLa Pampa

Artículo 1°. Declárese la Emergencia Sanitaria del Sistema de Agua y Cloacas de la ciudad de Santa Rosa, con el fin de actuar inmediatamente y resguardar la salud de la población, teniendo como objeto primordial otorgar celeridad y ejecutividad a los procedimientos administrativos necesarios para implementar las medidas pertinentes.

Artículo 2°. Autorícese al Poder Ejecutivo Provincial a la adquisición de bienes de capital, bienes de consumo y a contratar los servicios necesarios, en función de los términos aclarados en el Artículo 34° inciso C punto 1 de la Ley Provincial de Contabilidad N° 3.

Artículo 3°. El Poder Ejecutivo Provincial comunicará a la Cámar de Diputados las rendiciones adicionales que efectúe, informando los bienes adquiridos y servicios contratados durante la Emergencia del Sistema de Agua y Cloacas de la Ciudad.

Artículo 4°. La emergencia Sanitaria del Sistema de Agua y Cloacas, declarada en el Artículo 1° de la Presente Ley, ten drá vigencia hasta el 31 de Diciembre de 2016 inclusive.

Artículo 5°. Comuníquese al Poder Ejecutivo.

Fundamentos

El presente proyecto pretende colaborar con la crítica situación que atraviesa la ciudad de Santa Rosa en materia de infraestructura de los sistemas de servicios cloacal y de agua potable, que exhiben dificultades de consideración en diversos puntos del ejido urbano, generando condiciones de extremo riesgo hacia el estado higiénico y sanitario de la población.

El colapso del sistema cloacal y de la red de agua potable ha tomado tal magnitud que lo convierte en un problema sanitario a atender con extrema urgencia, en estrecha interacción entre las autoridades mun icipales, provinciales y nacionales con injerencia en la materia. Los ascensos de las napas han originado que la capa arenosa superficial se haya transformado en acuífero, provocando un reacomodamiento estructural que decanta en hundimientos, colapso de calles, infraestructura urbana y problemas en algunas construcciones.

Las conexiones de agua se encuentran, en gran parte, en condiciones de ser reemplazadas dado el estado de envejecimiento del material. Asimismo, existen numerosas pérdidas de agua en la ciudad que alimentan la napa, tornándose necesario disminuir esas erogaciones que, por otra parte, resultan inciertas debido a la falta de micromedición y macr omedición. Las mencionadas pérdidas ocasionan socavaciones en el pavimento o calles de tierra originando roturas en las cañerías por reacomodamiento de los suelos.

Con 45 km de cañería rota en la red cloacal, incluyendo la cañería de impulsión (impulsión = cañería con presión) de la E B2, se encuentra actualmente condicionado el funcionamiento de todo el sistema. Parte de estos líquidos se desvían hacia la EB1 que requiere con urgencia el desarrollo de obras de rehabilitación y renovación para no salir fuera de servicio.

Por otra parte, las estaciones de bombeo más importantes responsables del desagote del 80% del líquido cloacal de la ciudad permanecen en un serio estado estructural, mecánico y de mantenimiento.

Así las cosas, los problemas estructurales de consideración que afectan el correcto funcionamiento de la red cloacal ocasionan desbordes los cuales se mezclan con la escorrentía, y se terminan infiltrando en el suelo. La parte que escurre, contamina biológicamente calles, cuencos y la laguna, así como el Bajo Giuliani, sin mencionar que niños y adultos trasladan en buena media esa contaminación a sus hogares en sus zapatos y las ru edas de vehículos. Aquello que se infiltra alimenta la napa, contaminándola.

La situación descripta se encuentra altamente agrav ada por la gran cantidad de conexiones domiciliarias clandestinas de pluviales al sistema cloacal, originando que el sistema entre en carga cuando llueve levantando las tapas de las bocas de registro y múltiples desbordes cloacales en toda la ciudad.

En cuanto a la situación de la calle Santa Cruz, la erosión pluvial y el peligro de rotura de las cañerías de servicios, conjuntamente con la alta cantidad de desborde cloacal en la zona, circulan por la arteria con el consiguiente peligro a la salud de los habitantes del lugar. Las lagunas de estabilización no resultan eficiente s y requieren de un urgente mantenimiento, determinando la contaminació n del cuerpo receptor.

Por último, debe avanzarse en la articulación de un sistema de depresión de napas para la ciudad de Santa Rosa, así como en la disposición final de estos excedentes hídricos toda vez que la capacidad de regulación de la laguna Don Tomas se encuentra en estado crítico En forma genérica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) entiende por saneamiento el suministro de instalaciones y servicios que permitan eliminar sin riesgo los desechos de orina y heces.

Distintas estadísticas revelan la alta incidencia que asume en la salud de la población la mejora en los servicios de saneamie nto. En efecto, nadie discute que los sistemas de saneamiento inadecuados o con un mantenimiento insuficiente, constituyen una causa importante de morbilidad en todo el mundo. En 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció que el acceso al agua potable salubre y limpia así como al saneamiento constituye un derecho humano, e instó a que se realicen los esfue rzos necesarios para que se garantice a todo individuo el suministro de agua potable e instalaciones de saneamiento salubres, limpias, accesibles y asequibles.

En virtud de lo expuesto, resulta imperiosa la activación del Plan Estratégico en materia de Obras Públicas, y dotar simismoa al Poder Ejecutivo Provincial del conjunto de herramientas previstas en la presente.

Con idéntico espíritu, el Concejo Deliberante de la Ciudad de Santa Rosa declaró en fecha 13 de noviembre de 2015 el estado de Emergencia Sanitaria del Sistema de Agua y Cloacas por el término de 90 días por conducto de la Ordenanza N° 5322. Tiempo después, el estado de Emergencia Sanitaria resultó prorrogado hasta el 31 de Diciembre de 2016 mediante Ordenanza N° 5355 de fecha 18 de febrero de 2016. En función de lo descripto, entendemos pertinente q ue el gobierno de la provincia declare el estado de Emergencia Sanitaria del Sistema de Agua y Cloacas en la ciudad, para seguir articulando sin contratiempos un accionar conjunto que aporte progresiva respuesta a la delicada situación que atraviesa la comunidad santarroseña.

Por las consideraciones expuestas, y aquellas que se formularán en oportunidad de su debate parlamentario, solicitamos a las Señoras y Señores Diputados el voto favorable de la presente iniciativa.